Categorías: Relatos
 
 

Informe Procuracion-UNL mortandad peces-enero 2020 (1)

 

Santa Fe, 4 de Enero de 2021
INFORME PARA LA PROCURACION GENERAL DE LA CORTE SUPREMA DE
JUSTICIA DE SANTA FE SOBRE LA MORTANDAD DE PECES EN EL RIO
SALADO NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2020
Investigadores firmantes: Laboratorio de Ecotoxicología, Facultad de Bioquímica y Ciencias
Biológicas (FBCB), Universidad Nacional del Litoral (UNL), Santa Fe, Argentina.
Dr. Rafael C. Lajmanovich (Inv. Principal CONICET; Prof.Tit. Cat. Ecotoxicología).
Dra. Paola M. Peltzer (Inv. Independiente CONICET; Prof. Adj. Cat. Ecol. de la
Restauración).
Dr. Maximiliano A. Attademo (Inv. Independiente CONICET; Prof. Adj. Cat. Ecología).
El muestreo fue organizado por la Procuración General de la Corte Suprema de Justicia de
Santa Fe y del mismo se labró un acta de constatación. Participaron del mismo:
Dr. Juan Bautista Milia (Fiscal del Distrito Judicial Nro. 19 – Esperanza).
Dr. Leandro Ariel Lujan (Prosecretario de la Procuración General de la Corte Suprema de
Justicia de Santa Fe).
Dra. Clarisa Andrea Neuman (miembro de la Procuración General de la Corte Suprema de
Justicia de Santa Fe).
2
TOMA DE MUESTRAS DE AGUA, SEDIMENTO Y TEJIDOS DE Prochilodus
lineatus (SÁBALO) LUEGO DE UN EVENTO DE MORTALIDAD DE PECES EN EL
RÍO SALADO (SANTA FE, ARGENTINA)
Se seleccionaron dos sitios de análisis en la margen este del río Salado en el
departamento La Capital, provincia de Santa Fe (Sitio 1 (Punto 1): 31° 32´59,9´´S60°45´57´´O; Sitio 2 (Punto 2): 31°29´27,5´´S-60°46´52,1´´O; fecha 3 de diciembre de 2020,
Fig. 1) donde se observaban grandes mortandades de peces.-
Figura 1. Sitios de muestreo.
Los sitios fueron recorridos durante horas de la mañana entre las 9:50 a 11:20 h.
Figura 2: Detalles de sitios de muestreo del río Salado

En ambos puntos se obtuvieron muestras de sedimento, agua y tejidos de peces con las
mismas metodologías utilizando guantes descartables. El sedimento se recolectó con palas
estériles en tres puntos distintos en la zona costera (0.50-1 m profundidad), dentro una
transecta horizontal de 3 m de longitud para la determinación de residuos de plaguicidas (Fig.
3). El sedimento fue colocado en bolsas de polietileno estériles con cierre hermético.
3
Figura 3: Recolección de sedimento en la zona costera/litoral de ambos sitios.
Se recolectaron tres muestras de agua en botellas de vidrio (1 L y 250 ml color ámbar),
y una botella plástica de 500 ml (Fig. 4) para análisis ulteriores bacteriológicos, físicoquímicos y de residuos de plaguicidas.

Figura 4. Recolección de muestras de agua en distintos recipientes, rotulación y refrigeración.
Se seleccionaron al azar ejemplares de sábalos (uno por cada sitio, Longitud total
promedio X= 44 mm- desviación estándar SD = 8 mm; Longitud estándar X = 37 mm-SD = 9
mm, calibre digital 0.01 mm de precisión y cinta métrica) con comportamientos de natación
erráticos y respiración prolongada en la superficie del agua (moribundos). Se procedió a su
eutanización in situ por dislocación cervical (inserción de una aguja, phithing, Clifford 1984)
de cada ejemplar en bandejas plásticas estériles. Se obtuvieron branquias por apertura y
extracción de los opérculos del área craneal e hígado por incisión ventral media de la cavidad
celómica con bisturís (mango Nº 4), pinzas y tijeras quirúrgicas estériles. Ambos tejidos (10
g, balanza digital 0,01 g precisión) se colocaron en bolsas de polietileno estériles y fueron
refrigeradas inmediatamente para su posterior análisis de residuos de plaguicidas. Se
realizaron inspecciones de lesiones internas, de la piel, escamas y branquias (Volpedo y col.
2019).
Figura 5. Muestra de tejidos en ejemplar de sábalo.

4

Los tres tipos de muestra fueron rotuladas por ambiente y refrigeradas inmediatamente
en congeladores portátiles para su traslado al laboratorio y preservación en freezer a – 20 °C.
Las muestras de agua fueron derivadas al laboratorio del ENRESS, Rosario y las de
sedimento y tejidos al PRICAC-FIQ-UNL, Santa Fe capital.

Referencias
Clifford DH (1984) Preanesthesia, anesthesia, analgesia, and euthanasia. In: Laboratory Animal Medicine (Fox
JG, Cohen BJ, Loew FM, eds.). Orlando: AcademicPress, pp 527-62
Volpedo y colaboradores (2019) Protocolo de Acciones ante Mortandades de Peces. CONICET. 105 p.
5
RESULTADOS DE LOS ANALISIS FISICOQUIMICOS,
BACTERIOLOGICOS Y DE METALES
1) AGUA (Muestra derivada el laboratorio del ENRESS, Rosario) (se adjunta informe original)
Comentarios
Los valores de pH obtenidos en ambos puntos (pH 7.6) están dentro de aquellos
señalados en el nivel guía de pH (6.5 y 9) para la protección de la vida acuática para agua
dulce superficial (ADA, 2006).

Los valores de conductividad hallados (4280-4900 uS/cm) parecerían estar en relación
con registros históricos de este curso de agua, de todos modos no se contó con los valores de
nitritos, nitratos, fosfatos, etc. y otros analitos que permitieran una mejor interpretación del
parámetro.

6
Los niveles de oxígeno en agua fueron muy bajos (< 2 mg/L) y debajo de lo límites
aceptables para la biota acuática (> 5-7 mg/L) y para uso recreativo /10 mg/L (ADA, 2006).
Las mayores temperaturas se asocian a la disminución de la solubilidad del oxígeno disuelto
(Orozco Barrenetxea et al., 2003), y esto explica en parte las bajas concentraciones de
oxígeno disuelto en ambos puntos (1 y 1.1 mg/L para una temperatura ambiental registrada de
25.7 °C, agua de 18°C y humedad 65%). No obstante, ambos parámetros deben interpretarse
con cautela debido a que las muestras de agua fueron tomadas luego de precipitaciones
mayores a 58 mm durante la tarde y noche del día anterior, con temperatura de 22-25°C y
humedad del 83% (https://www.meteored.com.ar/tiempo-en_Santa+Fe-America+SurArgentina-Santa+Fe-SAAV-sactual-16934.html; http://fich.unl.edu.ar/cim/)
La relación entre la DBO/DQO, que indica el tipo de contaminación de aguas
residuales presentó diferencias en ambos sitios (Punto 1: 0.10; Punto 2: 0.12). En ambos
puntos se encuentra una sinergia entre contaminantes de origen inorgánico y orgánico.
Se registró en ambos puntos (1 y 2) valores mayores a 11.000 NMP/100 ml de
coliformes totales que superan a aquellos valores de los niveles guía nacionales de calidad de
aguas para fuentes de provisión de agua de bebida humana para posterior tratamiento
convencional (SSRH, 2007 = < 5000 NMP/100 ml y fecales < 1000 NMP/100ml).
Asimismo, las concentraciones de coliformes fecales en ambos puntos (11000 y 4600
respectivamente) excede el límite de < 200 NMP/100ml (Organización Panamericana de la
Salud para aguas de uso recreacional con contacto primario, Hederra, 1996).
La contaminación de tipo bacteriológico se produce por los desechos humanos y
animales principalmente, ya que los agentes patógenos se encuentran en las heces, orina y
sangre, causantes de muchas enfermedades y epidemias.
Los metales y metaloide analizados no obtuvieron valores por encima de los límites de
detección.
Referencias
ADA (Autoridad del Agua), 2006. Resolución ADA 42/2006: Criterios de Calidad de Agua para la Franja de
Jurisdicción Exclusiva Argentina del Río de la Plata y su Frente Marítimo. Disponible en:
http://www.ada.gba.gov.ar/normativa/RESOLUCIONES/resol42-2006.pdf. Última consulta: 18 de Septiembre
de 2015
Hederra R., 1996. Manual de Vigilancia Sanitaria. Organización Panamericana de la Salud, PALTEX.
Washington, 144 pp.
Orozco Barrenetxea C., Pérez Serrana A., González Delgado M., Rodríguez Vidal F., Alfayate Blanco J., 2003.
Contaminación Ambiental. Una Visión Desde la Química. Editorial Thomsom. Barcelona, 679 pp.
7
RESULTADOS ANALISIS DE PLAGUICIDAS
Ubicación en el mapa de los sitios de muestreo: se observa una cuenca inmersa en una matriz
productiva de lotes para cultivos intensivos.-
SITIO 1 “Barrio Los Molinos”
1) AGUA (Muestra derivada el laboratorio del ENRESS, Rosario) (se adjunta informe original)
8
2) SEDIMENTO (Muestra derivada el PRINAC-UNL, Santa Fe) (se adjunta informe original)
3) BRANQUIAS E HÍGADO Prochilodus lineatus (sábalo) (Muestra derivada el
PRINAC-UNL, Santa Fe) (se adjunta informe original)
9
SITIO 2 “Puente Ruta 70, Esperanza” (aguas arriba del Sitio 1)
1) AGUA (Muestra derivada el laboratorio del ENRESS, Rosario) (se adjunta informe original)
2) SEDIMENTO (Muestra derivada el PRINAC-UNL, Santa Fe) (se adjunta informe original)
10
3) BRANQUIAS E HÍGADO Prochilodus lineatus (sábalo) (Muestra derivada el
PRINAC-UNL, Santa Fe) (se adjunta informe original)
Comentarios:
Los antecedentes sobre la presencia de plaguicidas en aguas y sedimentos del río
Salado en la Provincia de Santa Fe son escasos, puede mencionarse a Ayarragaray y col.
(2014) que estudiaron canales de desagües urbanos y rurales en los alrededores de la ciudad
de San Justo, que reciben escorrentías de campos agrícolas y que desembocan en el
mencionado río. Estos autores hallaron, en los cuatro sitios analizados, en agua glifosato
(0.015-0.89 ng/L) y (0.5 y 4.0 ug/L) de AMPA (o ácido aminometilfosfónico, su metabolito
o producto de degradación mayoritario) y en sedimentos registraron valores de 8.0-49.1
ug/kg y 8.0-60.7 ug/kg para glifosato y AMPA, respectivamente. El mismo grupo de
investigación perteneciente al Laboratorio de Ecotoxicología de la Facultad de Humanidades
y Ciencias (UNL) y CONICET, también cuantificó en estos canales de desagüe atrazina
(1.028 ug/L) y 2,4-D (2.244 ug/L) (Reno y col. 2018). Según estos autores, las
concentraciones determinadas fueron inferiores a los Niveles Guía Nacionales (N.G.N) de
calidad de agua para la protección de la biota acuática, con excepción de las concentraciones
de glifosato halladas en agua, que fueron mayores a los niveles guía de calidad de agua de
riego. En cuanto a los sedimentos no existe legislación o Niveles Guía. También es
importante resaltar que una de la especie más afectada en las mortandades masivas del río
Salado suele ser el sábalo. Justamente de esta especie, existen trabajos científicos del INALICONICET que indican que en la cuenca inferior del río Salado sus poblaciones viven en
condiciones ambientales estresantes. Esto quedo demostrado, hace más de 10 años, en un
monitoreo de calidad de agua en distintos sitios de la cuenca analizados por la respuesta de
marcadores de desintoxicación y estrés oxidativo (enzimas antioxidantes, peroxidación
lipídica) en hígado, branquias y riñón (Cazenave y col. 2009).
En las muestras de agua del río Salado recolectada durante el evento de mortandad
masiva ocurrido en noviembre-diciembre de 2020 (distanciados en sentido NORTE-SUR
aproximadamente a 7 km en línea recta, ver detalle de los muestreos) no se detectaron
11
plaguicidas en aguas superficiales. Sin embargo, en el total (100 %, N = 2) de muestras de
sedimentos recolectadas en las márgenes del mencionado río en los mismos puntos, síse
obtuvieron valores detectables del herbicida glifosato. Se hallo 20 (± 10) ug/kg y 60 (± 10)
ug/kg en los Sitios 1 y 2, respectivamente. Además, en el Sitio 2 se detecto 12 (± 10) ug/kg
de AMPA. Los valores hallados se encuentran en relación de magnitud con los registrados
por diversos investigadores en otras cuencas agrícolas argentinas, que tiene que ver con la
historia de los suelos que, luego de las lluvias, drenan hacia cuerpos de agua cercanos
(arroyos, ríos, tributarios, lagunas) o por escorrentía, movilizando materiales y este herbicida,
el más utilizado en las prácticas agrícolas intensivas del modelo productivo se soja
transgénica (mas conocida como soja RR), que son la mayor fuente de origen o aplicación
del agroquímico al ambiente. Por ejemplo, en el río Paraná el herbicida glifosato y el
metabolito AMPA, están presentes principalmente en sedimentos de los afluentes del tramo
medio y bajo, en un promedio respectivo de 37 y 17% de las muestras analizadas, con
concentraciones medias detectables de 742 y 521 μg/kg, respectivamente (Ronco y col. 2016).
Siendo el trabajo anteriormente mencionado la primera evidencia contundente de
contaminación en toda una cuenca por prácticas agrícolas del país, asociadas con el control
químico de plagas en el ámbito agronómico. Y los sedimentos del fondo, fueron los
principales sumideros de ambos compuestos (glifosato y AMPA) en los sitios de muestreo
investigados ya que los altos caudales y capacidad de dilución del curso principal del río
Paraná, atenúa las entradas tributarias (Ronco y col. 2016). Por otra parte, en otras cuencas
agrícolas-productivas como la del río Suquia (Córdoba), las concentraciones de glifosato y
AMPA varían según las diferentes matrices ambientales estudiadas, con un 61 % de
detección en los sedimentos. Por ejemplo en localidades como “La Calera” no se detectan, en
“Río Primero” hay valores medios de glifosato de 61.9 ug/kg, en “Santa Rosa” 89.5 ug/kg y
en “Villa Corazón de María” 615.4 ug/kg (Bonansea y col 2017). De acuerdo a estos
prestigiosos y reconocidos investigadores argentinos de las Universidades públicas de
Córdoba, La Plata y CONICET, en la cuenca inferior del río Suquia, los organismos están
amenazados por las concentraciones de glifosato en el sedimento. Sus resultados
mostraron el riesgo de las prácticas agrícolas para la biota acuática, incluso cuando las
concentraciones de plaguicidas medidas en el agua estaban por debajo de los niveles de
preocupación para la vida silvestre.
En cuanto a los analitos analizados en los tejidos de los peces recolectados se detectaron
en ambos puntos residuos de plaguicidas. En branquias e hígado de Prochilodus lineatus
(sábalo) en el Sitio 1 se encontró el herbicida 2,4-D en una concentración de 20 (± 10) ug/kg
y el insecticida organofosforado clorpirifos con 80 (± 40) ug/kg. En el Sitio 2 hubo solo
clorpirifos 30 (± 15) ug/kg. El herbicida 2,4-D junto con el glifosato y la atrazina son los
agroquímicos más empleado en el país. Se utiliza principalmente en la fase previa a la
siembra de soja y maíz transgénicos. Además, el 2,4-D por su efectos tóxicos y genotóxicos
en peces, se puede clasificar como una sustancia muy nociva para los organismos acuáticos
(categoría III) siguiendo los criterios de clasificación propuestos por las directivas de
Naciones Unidas (ONU, 2011; citado por Ruiz de Arcautey col. 2016). Definitivamente, el
2,4-D se puede considerar como un compuesto que puede causar efectos perjudiciales
duraderos para la vida acuática (en especial para peces), de acuerdo con las categorías de
evaluación de riesgo de peligro de las directivas de la Unión Europea (Ruiz de Arcautey col.
2016).
Por último y mas importante, se detectóla presencia en branquias e hígado de la
especie estudiada, residuos de un potente y letal insecticida organfosforado (OP). El
clorpirifos es el insecticida OP neurotóxico de amplio espectro más utilizado en Argentina –
principalmente en cultivos de soja, maíz, trigo y girasol – para controlar plagas de insectos
12
donde actúa inhibiendo la acetilcolinesterasa y causando la muerte por colapso del sistema
nervioso. Debido a sus grandes riesgos para la salud humana y animal (sus exposiciones
crónicas pueden causar déficits cognitivos y conductuales) en enero de 2020 la Unión
Europea prohibió el uso del clorpirifós http://www.senasa.gob.pe/senasacontigo/unioneuropea-decide-no-renovar-aprobacion-de-clorpirifos-y-clorpirifos-metil-en-los-enviosagrarios/. En este sentido, de los peces moribundos observados en su mayoría (80%) de
juveniles y adultos de P. lineatus (sábalo), y 20 % restante de juveniles y adultos de
Pimelodus albicans (moncholo), alebines de Hypostomus commersoni (viejas del agua) se
detectaron movimientos de natación erráticos (convulsivos, torsión eje-axial, aletargamiento y
espasmos posteriores) y respiración prolongada en la superficie sobre la margen del río. En
los ejemplares de P. lineatus eviscerados, se observó agrandamiento de la vesícula biliar,
distensión intestinal sin alimento, hígado amarillento, mientras que externamente se detectó
pupila dilatada, hemorragia epidérmica y falta de mucus.
Al ser un compuesto hidrofóbico la persistencia del clorpirifós en sedimentos de
sistemas hídricos como ríos y lagos es muy común y hace décadas que se conoce que es el
causante de muertes masivas de fauna acuática en especial de peces a muy bajas
concencentraciones (ppb) (Abdel-Halim y col 2006). En peces neotropicales se han hallado
lesiones en branquias, hígado, riñón y encéfalo a concentraciones sub-letales de clorpirifos de
0.011 ug/L y a 0.0011 ug/L niveles más bajos de explosión respiratoria (conocido también
como estallido o explosión oxidativa que se caracteriza por un aumento muy violento en la
demanda de oxígeno y en el consumo de energía a nivel celular) (Holguín Céspedes y col.
2019). Recientemente y debido a la presencia desmesurada del agrotóxicos clorpirifos en el
agua que pone en peligro la vida de las especies acuáticas, el ambiente y las personas se
propuso un nuevo límite en aguas superficiales para la protección de la Biota Acuática de la
Provincia de Buenos Aires de 0.0007 ug/L (Alvarez y col. 2019).
Los valores de residuos de clorpirifos registrados (30-80 ug/kg) en los peces recolectados
durante la mortandad 2020 en el Río Salado, están en relación con los rangos hallados en
peces de una de las cuencas más afectadas por la contaminación agropecuaria del país como
lo es el Río Pergamino (zona núcleo de producción agroindustrial), en donde se detecta la
presencia de plaguicidas en ocho de cada diez peces (https://intainforma.inta.gob.ar/unainvestigacion-del-inta-detecto-plaguicidas-en-peces-en-el-arroyo-pergamino/). Los rangos de
los valores clorpirifos hallados recientemente para peces de ese río fueron de 20-908 ug/kg
(Brodeur y col 2017).
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
No se puede descartar que la presencia de agroquímicos en una cuenca –
fundamentalmente por su detección simultánea durante un evento de mortandad masiva
en ejemplares moribundos de la misma especie, en sitios distintos y muy alejados – no
estéafectando la supervivencia de peces en condiciones ambientales extremas como las
que ocurrieron durante las mortandades masivas del año 2020.
Se recomienda un monitoreo más exhaustivo y con continuidad espacio-temporal
sobre la presencia de desechos agrícolas (agroquímicos y fertilizantes) tanto en agua,
sedimento y tejidos de peces a lo largo de la cuenca del Río Salado, principalmente en
especies de interés comercial que sirven de alimento a las poblaciones locales.
13
Un último punto a considerar, como una forma de comenzar a remediar y restaurar
la cuenca de la presencia de sustancias tóxicas para la salud de la vida silvestre y
ecosistémica incluida la salud humana, se recomienda fomentar modelos de producción
sustentables no contaminantes como los agroecológicos y con participación social.
Asimismo, como primer medida de mitigación se plantea la urgente necesidad de
aumentar la distancia de los cultivos transgénicos dependientes de plaguicidas a los
ambientes acuáticos.
Referencias
Abdel-Halim KY, Salama AK, El-Khateeb EN, Bakry NM. Organophosphorus pollutants (OPP) in aquatic
environment at Damietta Governorate, Egypt: implications for monitoring and biomarker responses.
Chemosphere. 2006 Jun;63(9):1491-8. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16289700/
Alvarez M, Du Mortier C, Jaureguiberry S, Venturino A. Joint Probabilistic Analysis of Risk for Aquatic
Species and Exceedence Frequency for the Agricultural Use of Chlorpyrifos in the Pampean Region, Argentina.
Environ Toxicol Chem. 2019 Aug;38(8):1748-1755. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30985933/
Ayarragaray, M.; Regaldo, L.; Reno, U.; Gutiérrez, M.F.; Marino, D.; Gagneten, A.M. (2014) Monitoreo de
glifosato y ácido aminometilfosfónico (AMPA) en ambientes acuáticos cercanos a la ciudad de San Justo
(Provincia de Santa Fe, Argentina).V Congreso SETAC Argentina. Neuquén, 22-25/10/14. Disponible en:
https://www.conicet.gov.ar/new_scp/detalle.php?keywords=glifosato&id=38564&congresos=yes&detalles=yes
&congr_id=2420343
Bonansea, R. I., Filippi, I., Wunderlin, D. A., Marino, D., & Amé, M. V. (2017). The Fate of Glyphosate and
AMPA in a Freshwater Endorheic Basin: An Ecotoxicological Risk Assessment. Toxics, 6(1), 3. Disponible en:
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29267202/
Brodeur JC, Sanchez M, Castro L, Rojas DE, Cristos D, Damonte MJ, Poliserpi MB, D’Andrea MF, Andriulo
AE. Accumulation of current-use pesticides, cholinesterase inhibition and reduced body condition in juvenile
one-sided livebearer fish (Jenynsia multidentata) from the agricultural Pampa region of Argentina. Chemosphere.
2017 Oct;185:36-46. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28683335/
Cazenave J, Bacchetta C, Parma MJ, Scarabotti PA, Wunderlin DA. (2009) Multiple biomarkers responses in
Prochilodus lineatus allowed assessing changes in the water quality of Salado River basin (Santa Fe, Argentina).
Environ Pollut. Nov;157(11):3025-33. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19589632/
Holguín Céspedes Gisella Karina, Millán Ocampo Laura Marcela, Mahecha Méndez Eily Jisseth, Céspedes
Rubio Ángel Enrique, Rondón Barragán Iang Schroniltgen (2019) Evaluación de la toxicidad del clorpirifós en
alevinos de cachama blanca (Piaractus brachypomus) Rev. Int. Contam. Ambie. 35 (4) 815-829, Disponible en:
https://www.revistascca.unam.mx/rica/index.php/rica/article/view/RICA.2019.35.04.04
Reno, U.; Regaldo, L.; Ayarragaray, M.; Méndez, E.; Gagneten, A.M. (2018). Monitoreo de Plaguicidas y
Empleo de Bioindicadores domo Herramientas de Gestión Ambiental para dar Respuesta a Demandas Sociales.
PERIURBANO hacia el consenso: ciudad, ambiente y producción de alimentos: propuestas para ordenar el
territorio: resúmenes ampliados: libro 1 / Pablo Tittonell; Beatriz Giobellina; compilado por Pablo Tittonell;
Beatriz Giobellina. – 1a ed. – Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Ediciones INTA. Disponible en:
https://repositorio.inta.gob.ar/xmlui/handle/20.500.12123/3035
Ronco AE, Marino DJ, Abelando M, Almada P, Apartin CD. (2016). Water quality of the main tributaries of the
Paraná Basin: glyphosate and AMPA in surface water and bottom sediments. Environ Monit Assess. Aug;
188(8):458. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27395359/
14
Ruiz de Arcaute C, Soloneski S, Larramendy ML. (2016) Toxic and genotoxic effects of the 2,4-
dichlorophenoxyacetic acid (2,4-D)-based herbicide on the Neotropical fish Cnesterodon decemm

 
 

La historia, en tu email

Suscribite y empezá a recibir nuestras actualizaciónes en tu email